Iniciativa

Lunar negro, el Tomasa Esteves cumple 49 años.

¡Compártenos en tus redes sociales!

Lunar negro, el Tomasa Esteves cumple 49 años-Es increíble que con más de 270 mil habitantes Salamanca cuente solamente con 2 mercados municipales, pero principalmente con el Tomasa Esteves, un lunar negro y podrido, donde se concentra casi el 80 por ciento de todo el comercio popular, que ha sido rebasado desde hace varias décadas sin que ningún gobierno local haya podido dignificar sus servicios, controlar el ambulantaje y meter al orden a los vendedores semifijos que son dueños de calles y banquetas, y que hoy están extendidos por todas sus zonas perimetrales.Concebido como un paso a la modernidad en 1972, hoy a finales de 2021, refleja todo lo contrario. Es un caos vehicular cotidiano donde además de taxis y particulares confluyen todas las rutas de transporte urbano, los autobuses del medio rural y las líneas de camiones metropolitanas hacia Valle de Santiago e Irapuato. Y, por si fuera poco, los miércoles de cada semana se atiborra de tianguistas instalados en las avenidas Sánchez Torrado, Francisco Villa y San Antonio.Es un nudo gordiano, difícil de destrabar, pero menos cuando no ha habido voluntad política de las autoridades en 4 décadas, donde priva la complacencia y la tolerancia oficial con esa forma arcaica de operación de un mercado que más que ser un síntoma de atraso comercial, es un problema de salud pública por la suciedad que emana por todos lados.Qué les voy a contar si todo mundo conoce esa inmundicia.Territorio del hampa, demarcación donde los líderes de las asociaciones de comerciantes controlan los puestos en la vía pública e imponen su voluntad, fuente inagotable de ingresos y dádivas en especie para inspectores, agentes de tránsito y policías, es una zona donde los reglamentos municipales no aplican o están sujetos a la fuerza de la negociación.Con 49 años de vida en su tiempo fue una obra de progreso que regeneró el centro de la ciudad. Hoy es un problema social que ninguna autoridad ha sido capaz de resolver a lo largo de casi 5 décadas. Hace 7 meses, durante las campañas electorales todos los candidatos tuvieron como prioridad visitar a los comerciantes para regalarles mandiles con sus colores y logos, camisetas y gorras, pero nadie se atrevió a prometerles una transformación radical de este centro de abastos.


¡Compártenos en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.