Iniciativa

Annus -anillo y año-: el tiempo es circular

¡Compártenos en tus redes sociales!

En la mitología romana Jano (Enero) es el dios de las dos caras cuya imagen representa muy bien los comienzos y los finales porque mira tanto el futuro como el pasado, por ello es que lógicamente preside el primer mes del año. Es el dios de las puertas abiertas, de los comienzos, de las transiciones y de los ciclos que debemos cerrar en nuestra vida. Pese a ser una divinidad tan antigua, no obstante actualmente estamos muy cerca de las mismas creencias que lo consagraron como iniciador del calendario occidental, desde que el emperador Julio Cesar decretó su festividad pagana como arranque de un tiempo nuevo.

Si no fuera por los romanos sería marzo y no enero el primer mes como originalmente lo tenía establecido el mundo católico de aquella época.Los romanos, nuestros abuelos históricos, nos dejaron como herencia la concepción del tiempo cíclico. La imagen de una serpiente circular mordiéndose la cola fue el símbolo del año que se renueva perpetuamente devorándose así misma, es decir, el año viejo. «Annus» es el nombre latino del año, o sea es el anillo del tiempo con su movimiento circular. Toda fiesta sagrada en Roma tenía un dios como objeto de devoción, y en lo que se refiere al tiempo este dios era Jano, dios de los inicios, del tiempo que comienza. Pensar que 2022 será diferente es como encomendarse a la potestad del Tiempo, como lo hacían en el mundo antiguo.


¡Compártenos en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *