Iniciativa

Cultura de compromiso empresarial.

¡Compártenos en tus redes sociales!

Entrevista con el empresario Daniel Razo Cervantes

Vicepresidente de la asociación Innovación e Investigación Empresarial A.C y presidente actual del Club Campestre de Salamanca, Daniel Razo Cervantes es un joven empresario que se ha destacado en los organismos del sector privado por su apasionada participación en el trabajo comunitario, asumiendo una perspectiva de responsabilidad social y de compromiso con la población vulnerable. 

Desde esta postura enfatiza que los empresarios tienen que involucrarse necesariamente -como un deber ser- en la ejecución de proyectos de amplio impacto comunitario, como una forma recíproca de contribuir a mejorar nuestro entorno y aportar soluciones concretas que al final del día nos benefician a todos, «porque en la medida que Salamanca mejora, de igual manera nos va a ir bien a toda la ciudadanía -ese es su credo y su apuesta social»-

Licenciado en administración de empresas con especialidad en bionegocios por el ITESM, Razo Cervantes trae consigo un fuerte optimismo que contagia y una cimentada convicción de trabajo social que transmite mucho aliento para romper la inercia de los paradigmas e impulsar cambios de fondo en las instituciones privadas. 

Actualmente ha emprendido una renovación y mantenimiento de las instalaciones del Club Campestre, las cuales fuimos a ver sin habernos programado para una inspección. 

La visita al Club surgió espontáneamente después de haber conversado un par de horas en un restaurante local. Fuimos con gusto hasta Mancera y comprobamos el avance de las obras de mantenimiento y remodelación de esta institución que está a punto de cumplir 50 años de vida, cuyas condiciones materiales están mejorando visiblemente paso a paso. El panorama de la mancha urbana registra el crecimiento de los fraccionamientos y de las vías de acceso a este punto que anteriormente estaba muy alejado de la ciudad.

Para el joven empresario hoy en día los cambios de la sociedad que vivimos nos exigen asumir una nueva visión, más participativa y comprometida con las necesidades de la población, “porque el gobierno no lo puede hacer todo y para exigir apoyos primero los empresarios tenemos que aportar beneficios a nuestra comunidad.” -lo subraya-.

Miembro de la Fundación Empresarial Guanajuato, organización de la sociedad civil que impulsa el desarrollo humano de los guanajuatenses, especialmente de los más vulnerables, el vicepresidente de Innovación Empresarial enfatiza que los esfuerzos del sector público y privado en una alianza estratégica, bajo un modelo de responsabilidad social empresarial, apuntan a construir relaciones, redes y oportunidades que fortalezcan los vínculos sociales para impulsar cambios duraderos.

Estas acciones, sin duda, consolidan a un sector empresarial más fuerte, comprometido con la comunidad. Actualmente una de sus líneas de trabajo es fomentar la creación de centros comunitarios de capacitación en las comunidades rurales, para impulsar el emprendimiento y las oportunidades de ingreso de los habitantes del campo. 

Sin duda la Responsabilidad Social Empresarial es una de sus banderas, y por ello está impulsando esta cultura de compromiso y solidaridad en las empresas salmantinas.


¡Compártenos en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *