Iniciativa

El Seminario de Cultura Mexicana.

¡Compártenos en tus redes sociales!

Los Guanajuatenses y las Bibliotecas.

Es importante mencionar que esta columna tiene más de casual que de rigor histórico; quienes me conocen sabrán decir de mí que me apego a los documentos históricos, archivados o guardados en las bibliotecas que he conocido, o en la propia, ya que lo que les cuente, narre o converse, en La Vía Láctea, es veráz. He partido de la historia escrita en papel o digitalmente, la que haya pasado por mis ávidos ojos de lectora insaciable.

Y así para esta vez, les tengo un poco de historia sobre dos colectivos, u organismos o instituciones como se les decía antes a las cosas, a saber: La Academia Mexicana de la Lengua y el Seminario de Cultura Mexicana, La primera tiene antecedentes históricos desde 1835 para cultivar un español propio con la voluntad de lograr su emancipación cultural de España [sic], refiere el anuario 2014 y, por su parte, El Seminario de Cultura Mexicana nace en 1942, a propuesta del presidente Miguel Alemán, considerando que el gobierno de la república mexicana tiene el deber de fomentar en toda su amplitud el desenvolvimiento de la cultura en sus diversas formas, tanto por lo que atañe a labores de creación e investigación, como a las actividades de difusión nacional [sic], según la Ley Orgánica del Seminario.

La Academia de la lengua, con mayor antigüedad y un fin especifico, está enfocada en trabajar a favor de la unidad, la integridad y el crecimiento de la Lengua Española en México. Se conforma por académicos miembros numerarios, correspondientes u honorarios, siendo los miembros numerarios de origen mexicano. En esta Academia fueron miembros numerarios varios guanajuatenses.

El primero de ellos fue José Rojas Garcidueñas, después Eugenio Trueba Olivares, ambos oriundos de nuestro estado, entre grandes académicos e ilustres escritores como Enrique González Martínez, Amado Nervo, Antonio Caso, Alfonso Reyes y Salvador Novo. Todo seria fortuito como lo mencionaba al principio, pero encontré un hilo conductor y es que en el Seminario de Cultura al revisar el documento “Datos para su Historia” están inscritos los nombres de Wigberto Jiménez Moreno y de José Rojas Garcidueñas, al lado de Frida Kahlo, Miguel Bernal Jiménez, Salvador Azuela, Guillermina Llach y Concepción Caso Muñoz, entre otras 25 personas reconocidas por haber dado difusión a la Cultura Mexicana.

Es el caso que solo lo conforman hasta la fecha 25 miembros y contar en 1972 con 2 guanajuatenses pues me pareció digno de resaltarse.

El Seminario de Cultura tuvo en su reglamento, desde 1997, la medalla “José Vasconcelos”, entregada a la persona que halla llevado a cabo una labor de difusión cultural dentro del país, durante un periodo mínimo de 15 años y que sea mexicana de nacimiento.

 El Seminario ha tenido corresponsalías en diferentes lugares. En Guanajuato tuvo la representación de Luis Rionda Arreguin; en Celaya Fernando Rivas y Rivas; en Apaseo el Grande Enrique Oliveros Jiménez; en Acámbaro Gerardo Argueta Saucedo; en Irapuato José Luis Velásquez Lara y en Salamanca tenía distinción por sus méritos la Maestra Cirenia Ledezma Vallejo. Estas corresponsalías tenían la representación legal de la Institución con su plan anual de actividades, de acuerdo con el ANUARIO 1972- 1998.

Es tan importante esta Institución que, para dimensionar a los personajes guanajuatenses que por méritos propios fueron miembros titulares, se les ha reconocido nombrando a las dos más grandes bibliotecas del estado de la época actual.

En septiembre del 2021  por sus aportaciones al estudio de la biodiversidad, el fortalecimiento de la educación superior y el desarrollo de la ecología en el país, el Seminario de la Cultura Mexicana entregó la medalla al Biólogo José Sarukhán Kermez y al recibir este galardón se pronunció por: “dejar de observarnos por nacionalidades, colores o religiones somos todos seres humanos miembros de una especie biológica producto del proceso de evolución, no de un acto divino que de repente nos plantó en este planeta”.

La dimensión entonces de estos personajes guanajuatenses es grande para el siglo XX, tanto  que se encuentran representados en unos medallones de bronce que están en el muro de los miembros titulares en el edificio del Seminario de Cultura Mexicana, ubicado en Av. Presidente Mazaryk en la colonia Polanco de la CDMX.  

El folleto que tengo en mis manos nos invita a visitar la exposición de los medallones de bronce donde están representados el maestro leonés Don Wigberto Jiménez Moreno, en cuyo honor se nombró la Biblioteca Central de Guanajuato situada en León desde el 2006 y el salmantino José Rojas Garcidueñas que fue honrado al nombrar el Centro de Lectura de esta ciudad, en el año de 2015. Los dos espacios de vanguardia para recrear la cultura y el espíritu.

Si te interesan las bibliotecas te recomiendo que entres a la página www.cervantesvirtual.com y encontraras al salmantino y algunas de sus obras y por bibliotecario@cervantesvirtual.com puedes aportar algo sobre la literatura en español.


¡Compártenos en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.