Iniciativa

La industria metalmecánica.

¡Compártenos en tus redes sociales!

Por el Lic. Ignacio Téllez Manríque.

Hablar del origen de la Metalmecánica es remontarnos al inicio de los tiempos de la humanidad, cuando el hombre descubrió los metales y comenzó a forjar, a moldear, a dar forma a un pedazo de mineral encontrado en alguna cueva. A la distancia de miles de años, hoy podemos suponer que el primer metal que se descubrió fue el hierro, y quizás por pura casualidad el hombre primitivo le dio forma intentando crear algún objeto de utilidad.

Este hecho fortuito cambió la vida del hombre antiguo, porque a partir del uso del hierro su existencia se transformó, se inventaron muchos utensilios como las herramientas, las armas, etc., y también surgieron muchas actividades y oficios relacionados con el uso de los metales, lo cual facilitó su andar por el mundo.

A través del tiempo la historia nos demuestra que los metales se han vuelto elementos necesarios para el desarrollo de la humanidad. Los testimonios en todas las culturas creadas nos muestran cómo el ingenio del hombre y, muchas veces la acción de la casualidad en el manejo de los metales, le ha ido permitiendo encontrar nuevos  usos.

Referir la evolución del hierro y del acero, así como de sus diferentes aleaciones, es detenernos a observar toda la grandeza de sus usos y aplicaciones en la historia de la humanidad. El metal es el cimiento de nuestro desarrollo y esto lo podemos comprobar simplemente si volteamos a cualquier punto de nuestra civilización, y ahí estará en cualquier época presente o futura.

El metal ha sido utilizado en grandes obras en todo el mundo. Los registros nos permiten recordar a ilustres inventores y a virtuosos maestros herreros que crearon las armaduras, las espadas, las colosales estructuras, los puentes, las torres y edificios en todo el orbe. Ejemplos de obras maestras abundan por doquier, como las famosas espadas de Damasco y de Toledo; el Puente de Shropshire, ubicado en Inglaterra, considerado el primer puente de arco en el mundo; la Torre Eiffel, por supuesto y la Willis Tower, ubicada en Chicago (conocida anteriormente como la Torre Sears), es la quinta estructura de acero más grande del mundo.

La metalmecánica está asociada a muchas ciencias, profesiones y actividades humanas imprescindibles en nuestra época. Baste decir, por ejemplo, que la arquitectura ha convertido a este elemento en parte sustancial de monumentales edificios y ha creado impactantes estructuras para acoger las actividades de la industria y el comercio en las grandes ciudades. Muchas de estas obras son emblemas de las ciudades o países donde lucen como atractivos turísticos, como por ejemplo el Puente de Brooklyn en Nueva York, y el Golden Gate en San Francisco.

Con el uso cada vez más frecuente del acero y la innovación, se dio pie al crecimiento de grandes empresas en todo el planeta. Debido a su enorme cantidad de aplicaciones, así como a sus múltiples derivados, la utilización de este material ha sido prácticamente infinita: su uso en la manufactura, en la guerra, en la agricultura, en la construcción, en la industria química, entre otras, hizo posible  que se diera una comercialización a nivel mundial. En México, qué decir de las oportunidades que se abrieron para el desarrollo de la minería, de las formidables siderúrgicas, de las empresas ensambladoras de diferentes electrodomésticos y en el presente de muchas de las  principales marcas de automóviles, todo ello nos dice mucho acerca de la vital importancia que tiene el sector en todos los ámbitos, en todas las épocas y en todas las naciones del orbe.

Todo lo que antecede nos refiere la cuantiosa importancia del acero como un elemento clave de la civilización humana. No podríamos imaginar el desarrollo de la humanidad, ni el presente, ni nuestro futuro sin la inclusión del metal como parte esencial de lo que somos. A simple vista, todo lo que nos rodea está hecho con la participación de la industria metalmecánica.

El autor es Licenciado en Administración de Empresas. Es presidente del Consejo Estatal de la Industria Metalmecánica, A.C.

En su trayectoria empresarial ha presidido la Asociación de Empresarios y Ejecutivos de Salamanca; el Consejo Coordinador Empresarial de Salamanca, A.C.; y fue Director de Desarrollo Económico de la administración municipal 2006-2009. 

 


¡Compártenos en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.