Iniciativa

Máscaras Mexicanas.

¡Compártenos en tus redes sociales!

En las sociedades primitivas las máscaras eran a la vez un instrumento y un medio que servía para proteger y garantizar la supervivencia de la especie humana frente a una naturaleza incomprensible. Las culturas precolombinas de México conceden a las mascaras un lugar muy significativo, ligado a los ritos y a los cultos.

Durante la época colonial se utilizaron para enseñar la religión católica y hasta el día de hoy siguen estando presente en las tradiciones populares de México, donde se emplean en las danzas mágicas, rituales y fúnebres.

 Una selección de máscaras de Don Jesús Aguilar, un ilustre guanajuatense, las podrán encontrar en la exposición temporal “Hallazgos de una Coleccionista” del Museo de la Esquina en San Miguel de Allende, donde hay una muestra importante surgida de los cartoneros de Salamanca, un oficio que se cultiva en el municipio desde el año 2002.

Dichas máscaras se caracterizan por su gran variedad y riqueza de formas materiales y de símbolos, y son reveladoras de la diversidad cultural y geo climática de México. Entre las culturas mesoamericanas cumplen una función metafísica de representación de los dioses, son un invento divino y es el mismo mundo precolombino el que alimentó a las máscaras como sujeto del escondite, la parodia, el juego y la burla oculta. Más que una personificación son lo que representa.    

Conocer a la Maestra Angelica Tijerina ha sido importante para comprender como las mujeres terminamos enamoradas del arte popular mexicano. Un rasgo importante de ella es su capacidad para mostrar de manera sencilla y didáctica piezas únicas, a veces juguetes que representan seres sobrenaturales y diablos en conversaciones mágicas-religiosas que se han convertido en objetos rituales y ceremoniales, como las máscaras de carnaval que colecciona.

Si visitas esta exposición en SMA vas a observar cartonería, madera policromada, papel aglutinado, crin de caballo, cuero y figuras de hueso. Puedes encontrar al Diablo de Semana Santa, un personaje que es un concepto propio de la religión católica, mismo que encarna todos los vicios y culpas de la humanidad y de la lucha entre el bien y el mal. Durante la Semana Santa los participantes en la celebración viven una especie de frenesí embriagador, hay persecución de malvados y mascaras antropomórficas.

No dejes de visitar esta Semana Santa las diferentes manifestaciones, rituales o religiosas que hay en Salamanca. Desde el viernes de Dolores, con los altares te regalarán las “lagrimitas de la Virgen”, el Domingo de Ramos, el martes es la fiesta del Señor del Hospital, el viernes la Procesión del Silencio por los Agustinos, hasta la quema de Judas de Cartón para celebrar el Domingo de Resurrección.


¡Compártenos en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.